ELECTRÓNICA: ENERGÍAS RENOVABLES

Antes de desarrollar el artículo a profundidad, quiero hacer una aclaración al respecto de las energías renovables y es que debemos tener en cuenta que aunque este de moda hablar de energía verde o renovable, esto no es del todo exacto, a decir verdad las energías renovables, no son tan eficientes, ya que para fabricar cualquier elemento de una instalación moderna de este tipo, se contamina y se consume mucha energía.

En nuestro anterior artículo (cómo aplicar las telecomunicaciones en países en vías de desarrollo. Ejemplo práctico) hablábamos de poner en práctica un hipotético radioenlace en una zona remota del planeta sin acceso alguno a tecnología. El problema de principal que no tratábamos era cómo conseguir energia para alimentar nuestro radioenlace. En este post explicaremos como hacerlo mediante la aplicación de un sistema moderno de energías renovables.

Un sistema típico de energía renovable está formado por uno o varios paneles fotovoltaicos, un aerogenerador, baterías y un equipo estabilizador de tensión (inversor). Su coste, en materiales, oscila entre 6000 y 10.000 € para una vivienda moderna del mundo desarrollado y dependiendo de la potencia necesaria.

Explicación básica de los elementos:

-Paneles fotovoltáicos: nos transforma la radiación lumínica del sol en energía eléctrica continua. Dependiendo del tamaño de este, obtendremos la energía necesaria, sino deberemos multiplicar su número, aproximadamente tienen unos diez años de vida, ya que un problema inherente de su tecnología semiconductora, es la temperatura que alcanza a pleno sol y que va quemando la estructura cristalina de silicio en su interior.

-Aerogenerador: transforma la fuerza motriz del viento, si este existe, en electricidad, gracias a unas palas aerodinámicas y un alternador. Se deben colocar en zonas donde el viento de media anual, sea más o menos constante a unos valores de fuerza determinados, sino su utilización resulta inútil y muy ineficiente.

-Baterías: indispensables para almacenar la energía que obtenemos de los diferentes medios para poder utilizarla cuando deseemos dentro de unos tiempos, ya que su autonomía y componentes químicos los determinan.

-Equipo estabilizador (inversor): hoy en día este tipo de equipo realiza dos funciones, carga de las baterías y adecua la energía eléctrica para los aparatos domésticos. Su coste  es bastante elevado pero imprescindible para nuestra instalación.

Con estos 4 equipos, como hemos comentado anteriormente, tendremos suficiente energía para una vivienda doméstica moderna. Aplicado al poblado del anterior artículo, podríamos abastecer nuestro radioenlace y nos sobraría energía para iluminación nocturna o diferentes equipos de valor añadido para la supervivencia a nuestra elección, eso sí dentro de unos límites de consumo determinado.

Existen técnicas y tecnologías, en diferentes campos, más eficientes y sobretodo menos contaminantes que las expuestas aquí, sólo que no se están aplicando por intereses económicos y conservadores. Desde el Área TIC de la asociación Apfos ofrecemos formación y servicios en este campo, si está interesado o necesita más información al respecto no dude en contactarnos en: tic@apfos.org