Estrategias Financieras en Época de Crisis

Balance Financiero

Balance Financiero

En estos duros momentos, en general, desde el Área TIC de la asociación Apfos, pensamos que con este artículo podremos ayudaros, enfocándonos en entidades sin ánimo de lucro, sobre un aspecto básico para la supervivencia,, la comprensión y aplicación de mecanismos de economía financiera básica.

Como todo el mundo debería saber y aplicar, un balance financiero, es la herramienta básica en contabilidad, para conocer el estado financiero de cualquier entidad, es decir, el balance de gastos en un lado y el balance de ingresos en el otro lado. Justamente, ahora estos balances tienen resultados negativos o más negativos que antes de la crisis (es decir gastamos más de lo que ingresamos en cuenta o tenemos menos presupuesto para nuestros proyectos), aspecto que merma nuestra actividad. A diferencia de lo que podamos escuchar por los medios convencionales de gran difusión, esta crisis económica, no está basada en un problema de gastos, sino de ingresos, para que esto se entienda pondremos un ejemplo:

Si una ONG, dedicaba el 50% de su presupuesto a un proyecto solidario en el tercer mundo y sus ingresos caen un 40%, está claro que la misma no podrá continuar dedicando la misma proporción de dinero a ese presupuesto, o tendrá que recortar de otros lugares. Si el próximo año, ocurre lo mismo o de manera parecida, obtendremos otro paquete de recortes y así hasta convertirse en una espiral o cadena y finalmente ocurrirá la suspensión de dicho proyecto, porque los gastos no serán asumibles. Esto es justamente lo que ocurre en el estado español u otros con la misma problemática, y aquí nos centraremos, en paliar lo máximo posible los efectos de esta crisis.

Una vez que hemos detectado el problema ingresos, debemos enfocarnos en el mismo y no en recortar de manera directa o inconsciente el presupuesto, ya que esta medida de recorte afectará al funcionamiento de la entidad y podemos observar que esta crisis tiene largo recorrido, por lo tanto llegará un momento donde no podamos recortar más y supondrá la muerte de la entidad, eso sí, podemos racionalizar el gasto y aprovechar para fomentar políticas de eficiencia en todo lo que sea posible. Análisis y soluciones:

-Primer paso: detectar la pérdida de ingresos en nuestro balance financiero anual, debemos coger el último balance anual y los cinco años anteriores, acto seguido debemos calcular los % de las diez partidas o procedencias de ingresos más importantes de cada año .

-Segundo paso: comparar los datos y detectar la caída de ingresos más importantes, y por lo tanto su procedencia. Así ya detectamos el lugar del problema.

-Tercer paso: Aplicar estrategias para suplantar dichas pérdidas, es decir, en épocas de crisis si obtenemos dinero de X procedencia, y esta merma de forma constante con el paso del tiempo, está claro que debemos crear nuevas formas o nuevas fuentes de generación de ingresos, es decir debemos reformar nuestro sistema de ingresos. Por ejemplo, si recibimos subvenciones del estado y estas suponían el 50% de nuestro presupuesto, y año a año, recibimos menos dinero, llegará el momento descrito anteriormente y es que el estado cerrará el grifo, tocando seriamente nuestra continuidad o gran parte de nuestros proyectos, convirtiéndose en un mal mayor por no haber actuado a tiempo.

-Cuarto paso: ¿donde y como conseguir más ingresos?, esta pregunta es tan general que es muy difícil responder por los diferentes ámbitos de actividad, porque puede ser que unas soluciones sean buenas para un tipo de actividad y desastrosas para otras. En general, encontraremos la respuesta aplicando estos tres aspectos:

1.Creatividad.

2.Visión.

3.Aplicación de nuevos conocimientos o sistemas.

-Quinto paso: teniendo en cuenta los tres puntos anteriores, intentar invertir una parte insignificante del presupuesto para nuevas ideas, el I+D se puede aplicar a casi cualquier actividad de la humanidad, y una buena idea puede significar no sólo la salvación de nuestra entidad, sino una nueva actividad importante. Cuando decimos una proporción insignificante estamos hablando de no más de un 1% de nuestros ingresos.

Como hemos comentado por encima, también es muy útil aplicar herramientas o sistemas eficientes en vez de recortar en personal o en proyectos, en infinidad de aspectos, os dejamos unos cuantos en calidad de ejemplos que puedan ser útiles:

-Gastos superfluos:: minimización o total eliminación de los mismos, por ejemplo si gastamos demasiado papel de impresión, iluminación o equipos antiguos que absorben excesiva potencia, servicios externos caros, etc.

-Eficiencia, productividad y rendimiento: promulgar la polivalencia, es decir, si disponemos de empleados, buscad voluntarios entre ellos, mejor mediante formación si es posible, así también creáis buen ambiente y el trabajador se compromete y se siente implicado en la entidad; además de obtener valor añadido y mayor productividad para la entidad, sin merma en el presupuesto. Otro punto básico, es implantar la eficiencia en cualquier tarea de nuestro día a día como sistema y renovar constantemente la actividad con mejoras eficientes y productivas, etc.

En resumen, racionalizando correctamente, podremos superar o minimizar bastante los inconvenientes de esta crisis económica, esperamos que este artículo os sea de ayuda en esta época y si tenéis dudas emitid un comentario y os responderemos gustosamente.

Hasta pronto,

Anuncios

Las necesidades de formación del Tercer Sector

¿Qué necesidades formativas tiene el Tercer sector? Las organizaciones que forman el Tercer Sector: ONGs, Fundaciones, Cooperativas…tienen necesidades formativas en muchos casos similares a las que pueda haber en el ámbito empresarial pero que deben ser adaptadas a las características específicas de las Organizaciones No Lucrativas. ¿Qué problemas encontramos para cubrir esta formación? Así, como en el mundo empresarial hay infinidad de consultoras y empresas que ofrecen formación especializada. Nos encontramos en cambio en el Tercer Sector que prácticamente no existe esta especialización y la poca que existe no pueden ofrecer una formación reglada.

Desde APFOS, aprovechando estar especializados en el formación en el Tercer Sector hemos realizado un análisis del mercado formativo social y hemos pasado preguntas a nuestros alumnos sobre que ámbitos formativos pueden necesitar. Parla ello tendremos en cuenta las 2 siguientes cuestiones:

 

¿Qué hacen las organizaciones? ¿Qué necesidades formativas generan estas actividades?

1) Incorporar personas: ya sean voluntarios o personal de estructura. Esto genera la necesidad de formar en: gestión del voluntariado en ONL, planes de acogida, sistemas de gestión por competencias y evaluación del desempeño.

2) Gestión: la gestión económica (formación en fiscalidad para ONGs, el nuevo plan contable aplicado a ONL…) informática (creación de páginas webs, sofware libre para ONGs…), administrativa (ofimática )

3) Realizar proyectos (Elaboración  y  gestión de proyectos sociales para Asociaciones, Seguimiento y justificación de proyectos…)

4) Intervención directa  (intervención con colectivos en riesgo de exclusión social, creación de talleres educativos…)

5) Comunicar y Sensibilizar sobre sus causas: desde los departamentos de comunicación se detectan nuevas necesidades como Web 2.0 y Redes Sociales para ONGs, estrategias de comunicación social, cibermobilización…

6) Captar fondos: ya sean privados (cursos de captación de fondos privados, cómo crear campañas face to face, ciberfundraising) o públicos (captar subvenciones públicas: estatales, autonómicas…)

 

Está formación se lleva a cabo en las siguientes modalidades: Seminarios/conferencias sociales (ideal para formación continua de trabajadores y voluntarios, cómo para comenzar a conocer una temática), talleres y cursos (se observa una tendencia creciente en la formación on.line) y masters o postgrados (en muchos casos una parte puede estar subvencionada por obras sociales o alguna empresa).

 

Desde APFOS apostamos por dar una formación especializada al Tercer Sector, ya sea on-line, presencial y a medida, con los objetivos de paliar la ausencia de empresas especializadas en dar servicios formativos al Tercer Sector.

Puedes ver nuestro catálogo de servicios formativos en el siguiente enlace:

E-learning ONGs